HABLEMOS BIEN DE MÉXICO

HABLEMOS BIEN DE MÉXICO

26 Abril, 2016 Crianza

Edición 15 Septiembre 2010


Podría apostar sin temor a equivocarme que al menos una vez al día nos quejamos del lugar en dónde vivimos; del tráfico y de los tránsitos, del gobierno y sus gobernantes, de la política, de la gente en la calle, de nuestro fútbol, etc., si ponemos atención y nos analizamos un poco nos daríamos cuenta que vivimos en inconformidad con el México que tenemos, y es que basta con sólo ver una hora de noticias a diario para corroborar esto, y honestamente no es para menos, no es para juzgar, día a día se viven muchas injusticias en este país que sólo nos provocan impotencia y mucho coraje. Pero el verdadero trasfondo de todo esto es “qué están escuchando nuestros niños y qué opinión se están forjando de la tierra donde nacieron”. No hay que ser muy observadores para darse cuenta que pocos
niños se sienten plenamente identificados con sus raíces y cultura.

Principalmente tenemos una total influencia de nuestro país vecino que genera una competencia absoluta. Los niños de ahora admiran, quieren y valoran más todos los productos extranjeros y a esto me refiero con caricaturas, juguetes, programas de televisión en general, ropa, etc… ¿Por qué? Porque todo es mejor allá (según la nueva ideología) y pocos conocen bien nuestra historia, nuestras costumbres y tradiciones.

Nos ha hecho falta a todos recordarles lo valioso de nuestra tierra, el pasado tan importante que nos respalda, las bellezas naturales de nuestro país, la diversidad, el clima, la calidez de la gente y lo divertido, creativo y desafiante que es ser un buen mexicano. Vamos a ser mexicanos sin tener la mentalidad y el estereotipo del mexicano. Hagamos que las nuevas generaciones tengan bases sólidas y reales de lo que son nuestras raíces para que la influencia de la internacionalización sea solo eso, una influencia, pero que tengan algo que los defina como persona, por que eso genera el querer y conocer nuestro país, un sentido de pertenencia, que al final todos buscamos y nos aferramos.

Dejando a un lado toda la problemática de nuestro país, México es un excelente e inigualable lugar para vivir y crecer en muchos sentidos. Los extranjeros conocen y valoran más nuestra cultura que nosotros, hay millones que radican aquí, producto de la gran admiración y amor que le tienen a esta tierra, sólo basta con darse una vuelta por Oaxaca, para darse cuenta que las personas buscan esa identidad y arraigo.

Dejemos que las nuevas generaciones se forjen su propia opinión, no influyamos con pensamientos negativos. Hagamos un buen trabajo de educación cívica, valores, y que ellos decidan… No porque muchos estemos desilusionados, opaquemos la chispa de los niños por su patria… Nunca es tarde para mejorar y rescatar un México lindo y querido.

Démosles la esperanza
de un futuro, con futuro.


Por:

Jessy Barajas

Share it:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado por Espadas Barajas & PARE Marketing