OBESIDAD INFANTIL

OBESIDAD INFANTIL

13 Junio, 2016 Salud

Casi todos los padres ponemos especial cuidado en lo que comen nuestros hijos. Y no es para menos, teniendo en cuenta que esto determinará su crecimiento y estado de salud futuro. Estamos muy conscientes de la importancia que tiene una adecuada nutrición de nuestros niños.

Pero entonces ¿cómo es posible que uno de cada tres niños Mexicanos desarrolle Obesidad Infantil y que seamos uno de los primeros países a nivel mundial de padecimiento de este problema? Obviamente en algo estamos fallando los papás cuando el 40% de la población infantil de nuestro país sufre de este problema.

El riesgo de que tu hijo desarrolle sobrepeso u obesidad es real si tu como papá descuidas su educación alimentaria. Es fácil confiarse con este tema ya que al ser el aumento de peso paulatino y progresivo, primero nos sentimos contentos porque nuestro hijo está pachoncito y eso es sinónimo de que está sano, después bastante regordito pero se ve muy lindo y al fin nos damos cuenta de que ha engordado en exceso y tenemos un problema. Pero, también podemos tomar conciencia real y poner los medios para prevenir esta situación para lo cual lo primero y más importante es conocer de qué se trata eso que llamamos Obesidad Infantil.

Overweight Child Eating Junk Food --- Image by © moodboard/Corbis

¿Qué es la Obesidad Infantil?

La obesidad se define como la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo del niño.

¿A qué se debe?

Es lo que los expertos denominan un problema multifactorial, es decir, que se debe a una compleja interacción de múltiples causas o factores. Estas causas pueden ser, genéticas, psicológicas, ambientales y socioeconómicas pero sintetizando mucho todas ellas podemos decir que se debe principalmente a una alimentación inadecuada tanto en cantidad como en el tipo de alimentos que se comen, unido a una poca o escasa actividad física. Nuestros niños consumen todo tipo de alimentos ricos en grasas y azúcares, de alto contenido calórico y poco valor nutricional como comida chatarra, golosinas, chucherías y refrescos en exceso, mientras dedican cada vez más tiempo a actividades sedentarias como ver TV, jugar a videojuegos o utilizar la computadora.

¿Cómo saber  si mi hijo es Obeso?

Uno de los mejores parámetros para valorarlo es calcular su Indice de Masa corporal (IMC) La fórmula para ello es la siguiente:
Peso/Talla2 (al cuadrado) (Kg/mts2).

Si el resultado es menor a 25 el peso de tu hijo es normal.Hispanic boy eating cake with hand

Si obtienes un resultado entre 25 y 29.99 kg/ mts2, debes consultar a su médico.

Si obtienes un resultado mayor de 30, es imperativa la intervención médica.

También puedes realizar un diagnostico rápido utilizando la tabla que te ofrecemos al final de este artículo. Solo con los datos de su edad y peso actual puedes comprobar si tu hijo tiene bajo peso, el normal promedio o está pasado de peso. Recuerda que los datos de esta tabla son orientativos y que la interpretación final del estado nutricional de tu hijo le corresponde a un pediatra o médico especialista.

Los niños que padecen o están en riesgo de padecer obesidad  presentan también unas características comunes, aunque no siempre se cumplen todas. Suelen ser niños pasivos, tímidos, en los que su gran apetito obedece a una necesidad de escape. Comen en exceso y generalmente de manera compulsiva asociando la comida a su estado de ánimo o emociones. Pueden presentar bajo rendimiento escolar y casi siempre escaso rendimiento deportivo.

ChildObesityQué hacer si mi hijo es Obeso:

La base de todo tratamiento de obesidad infantil es la dieta, el ejercicio y el seguimiento médico.

Cuando detecte el problema, no someta a su hijo a dietas milagrosas o excesivamente duras basándose en su propio criterio ya que corre el riesgo de poner en peligro el adecuado crecimiento y desarrollo del niño al provocarle la pérdida de músculo en lugar de grasa. Acuda a un doctor o especialista en nutrición que le indique cual es el programa de dieta y ejercicio más adecuado para su hijo e involúcrese activamente en el tratamiento.

TIPS PARA MEJORAR LA NUTRICION DE NUESTROS HIJOS

  • Los padres escogen los tiempos para las comidas y los alimentos y bebidas que se comerán, no los niños.
  • Proveer una amplia variedad de comidas nutritivas tales como frutas y vegetales en vez de comida alta en energia y baja en nutrientes como aperitivos salados, helado, comidas fritas, galletas y bebidas endulzadas.
  • Poner atención al tamaño de la porción; servir proporciones adecuadas para el tamaño de los niños y su edad.
  • Utilizar productos diarios sin grasa o bajos en grasa como fuentes de calcio y proteina.
  • Limitar los refrigerios durante las conductas sedentarias o en respuesta al aburrimiento y particularmente restringir el uso de bebidas endulzadas como refrigerio (por ejemplo, jugo, refresco, bebidas deportivas) niño ejercicio_revista karitas_obesidad infantil
  • Limitar las conductas sedentarias, con no más de 1-2 horas al dia de pantalla de video/televisión y no colocar televisores en las habitaciones de los niños.
  • Fomentar los juegos y la actividad deportiva en los niños.
  • Si su hijo está en su peso normal, debe hacerlo responsable de la auto-regulación de su propia ingesta de comida. Que el aprenda mediante la práctica lo que es adecuado y lo que no lo es tanto.
  • Tener comidas familiares regulares para promover la interacción social y modelar el papel de la conducta relacionada con la comida.
  • Motivar a los niños a comer alimentos que habitualmente no desean pero que son altamente saludables como pescados, verduras, panes integrales y frutas con cáscara. (esto se puede hacer mediante un sistema de recompensas)
  • Normalizar la actividad del comer. Que los niños lo vean como un acto cotidiano necesario e importante.
  • Ofrecerles menús variados y platillos divertidos, con colores llamativos y decoraciones que se les hagan atractivas a la vista y al paladar.
  • Cocinar con ellos. Fomentar el gusto por cocinar, cocina sana preparada por ellos mismos que después se comerán.

EDICIÓN 1 – MAYO 2009

COLABORACIÓN: Cristina Gutierrez Alonso 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado por Espadas Barajas & PARE Marketing